La fauna de DULK, ilustraciones con origen en el Arte Urbano.

Dulk2

Graffiti en Torrent (València)

Probablemente, si pudiéramos proyectar en una pared lo que cualquier niño con buena imaginación guarda en lo más hondo de su mente, nos encontraríamos con una ilustración de Dulk. Sus personajes, habitualmente animales con cierto aire fantasmal, pero curiosamente adorables, bailan en sus composiciones como si desfilaran ante nuestra mirada atónita. Y es que la indiferencia no es una opción ante estas oníricas recreaciones de la imaginación de Antonio Segura, el artista que se esconde tras el seudónimo de Dulk. Degradados y perfiles esbozan figuras que, a pesar de sus formas fantasiosas, nos resultan tremendamente reales a nuestros ojos, como si estas curiosas figuras hubieran existido siempre en algún rincón de nuestra memoria.

Dulk 1

Blind love. Copenhague 2013.

La primera vez que me encontré con una obra de Dulk tendría unos 15 años. Un pequeño muro desconchado y en ruinas, casi tapado por un matorral lleno de espinas. Una bofetada de color a aquel rincón tan deprimente. Me sorprendió que, fuera quien fuera aquel artista, estuviese pintando paredes olvidadas en una pequeña ciudad como la mía, y no decorando las calles de media Europa. Los años hablaron por sí solos, y ahora podemos ver sus obras a tamaños espectaculares en ciudades como Copenhague, Manchester, Bolonia, Múnich o Barcelona. Pero la cosa no acaba ahí. Los trabajos de Dulk, probablemente el artista ontinyentí más internacional a día de hoy (e increíblemente desconocido todavía por muchos), han sido protagonistas de campañas publicitarias para marcas internacionales como BMW, Acqua di Gio y Hellmann’s, han ilustrado cuentos infantiles y portadas de discos, y han destacado en numerosos festivales y concursos de arte urbano por todo el mundo.

Dulk para BMW y Hellmann's Ketchup

Dulk para BMW y Hellmann’s Ketchup

En definitiva, Dulk se ha convertido a día de hoy en uno de los mayores exponentes españoles de la ilustración y el arte urbano, consiguiendo inyectar esa esencia personal en cada uno de sus trabajos. A cualquier observador le bastará con ver una de sus obras de arte para ser capaz de identificar sus otros trabajos, ya sea en la etiqueta de un bote de ketchup o en la fachada de un edificio belga.

Dulk1
¿Quieres saber más sobre Dulk?

Si te gustaría ver más sobre su trabajo, encargar láminas impresas en Plagi y firmadas por el autor, o contactar con él para algún proyecto:

“Fox Hunting” Lámina impresa en Plagi. Dimensiones: 29,7×42 cm. Colección limitada, numerada y firmada por el autor.

Etiquetado en:

¿Te ha gustado este post? Cuéntanos tu opinión: